diumenge, 15 de març de 2009

Y llegó domingo



Llegó domingo, y con él, los momentos más divertidos de la semana en el Bar José. El wey se le podría definir como un currela bohemio del sur: tiene una meticulosidad extraodinaria, como se aprecia con las ordenadas cuentas de cada cliente, que incluyen hasta un bolígrafo y un abridor para cada una de ellas. Eso mezclado con el guante amarillo que trae en el brazo y que parece sacado de Terminator, los lingotazos de cava que va chupando cada rato, y los kilos de harina con los que hincha las tapas hasta la saciedad, hacen de éste uno de los lugares más curiosos y agradables de la milenaria ciudad de Barcelona.

1 comentari:

El güerito de la salsa ha dit...

mareeee... és un barman espectacular! otra tapa jose!, i van 6 ja....