diumenge, 5 de juliol de 2009

Cuando hace calor...




Cuando llega el verano, la gente de estas tierras aprovecha casi cualquier tiempo libre para desembarcar en la playa, que se convierte así en un auténtico parque temático. En él uno puede encontrar desde familias equipadas con media cocina para pasar el día, a pequeñuelos traviesos y temerosos de ese extraño color azul marino, pasando por sujetos cuyo único fin es broncearse hasta chamuscar su piel, o individuos como yo que esnorkelean hasta desesperar a l@s comp@s que aguardan en la arena.

La aventura de la playa es una experiencia única, sobretodo en verano. Afortunadamente, en parajes tropicales como las costas de México un@ puede bañarse en cualquier mes del año, todo un privilegio al alcance de pocos. Y así, de playa en playa descubrimos cómo de maravillosa es la madre Tierra que tan poco protegemos. Con esta voluntad nace esta nueva sección, un pequeño homenaje a las maravillosas playas que pueden encontrar in the whole world!

Para empezar, Mazunte. Ese extraño lugar donde lo bohemio se mezcla con lo absurdo; donde las improvisadas partidas de tenis playero se mezclan con los tubos de ron; donde las curiosas veladas del aún más curioso bar-hostal (por decirlo de algún modo) de la playa terminan cuando el sol anuncia el fin de la noche. Sin duda, un paraje que es mucho más que una simple playa. Simplemente espectacular.

1 comentari:

Liza ha dit...

me encanta mazunte, me encanta la luna casi deslumbrante a la orilla del mar, en donde sólo se necesitan algunas velas sobre las mesas de los que pudieran muy bien ser unos "chiringuitos low coast"