diumenge, 23 de novembre de 2008

Cuestión de tiempo


Vamos arriba y abajo todo el día, al trabajo, a la escuela, a comer, a estudiar, a tomar,... siempre mirando la hora, de bólido. Es por eso que cuando los sábados por la noche te encuentras que el metro va a tardar más de 12 minutos en llegar, más vale tomárselo con calma. Al estilo mexicano. Y si la mala suerte la tienen otros, pues siempre se puede optar por vocear en voz alta: 15 minutos, os quedan 15 minutos,... Ojalá todos los problemas fueran los 12 pinches minutos de espera que te tienes que tragar de vez en cuando en el metro los sábados por la noche!

1 comentari:

Killing me sofli ha dit...

-¡Yupiiii! Es casi tan divertido como la línea 3 o verde oliva del metro del "Defectuoso"...

Ya queda poco para partir de viaje, ALbert,¡ay, el Paraíso...!