dissabte, 14 de febrer de 2009

Saben aquell que diu


De vez en cuando hay que acordarse de los más grandes, aunque ya no estén entre nosotros. Sólo sus vídeos y sus mp3 mantienen viva su leyenda y su capacidad inagotable por soltarle una carcajada al gran público. Hasta México llegaron los ecos de su ironía ácida. Ello y su humor inteligente llenaron de sonrisas las caras de muchos cuates chilangos. Para siempre, genio!

1 comentari:

Killing me sofli ha dit...

¡Eugenio!¡Grande entre los grandes...!