dilluns, 30 de març de 2009

De vuelta a casa



La llegada de Liza a tierras catalanas significó, entre otras cosas, mi reencuentro con la buena comida chilanga. Al fin nos juntamos la banda güerito-catalana que convivimos en la gran facultad de filosorgía y hierbas para recordar viejos tiempos y para recibir a nuestr@s más querid@s invitad@s chilang@s. Entre risas, motas, exquisitos tacos al pastor, mejores chilaquiles de inspiración defeña, y abundante alcohol, platicamos hasta la madrugada con la mente puesta en la imborrable huella que dejó nuestro paso por la maravillosa CU.

dijous, 26 de març de 2009

Las bodegas




Dícese de esas cuatro paredes que te hacen entrar a otro tiempo; el olor a barrica de roble, a puro tostado, a ensaladilla casera, a vermut de los de antes. A las partidas interminables, a las discusiones acaloradas, a los tragos de día soleado. Eso es parte de lo que uno puede encontrarse en las bodegas. Bares de toda la vida en los que el chupe y la relación social adopta otra dimensión a ritmo de vermut, tapas y olor a roble añejo. Qué gustazo!

dijous, 19 de març de 2009

Como en el franquismo



Estas tres imágenes tienen casi 40 años de diferencia. Hace cuatro décadas, nos gobernaba el criminal Francisco Franco y su Estado terrorista que causó decenas de miles de muertos antes y después de la guerra civil española (1936-1939). Por desgracia, parte de los actuales gobernantes que se vanaglorian de haber corrido tras los tristes grises (así se llamaba popularmente a la policía franquista) hace 40 años, son los máximos responsables de los graves hechos acaecidos a lo largo de la jornada de ayer.
Tras el vergonzoso desalojo de madrugada de los estudiantes encerrados en el edificio histórico de la Universitat de Barcelona desde hacía meses ordenado por el rectorado, los incidentes se reprodujeron por el centro de la ciudad condal durante todo el día, con el resultado de tres cargas policiales, múltiples heridos y varios detenidos. La brutalidad con la que se ensañaron los Mossos d'Esquadra ayer por la noche contra estudiantes, transeuntes, y hasta periodistas que cubrían los hechos, recordó a épocas pasadas. 40 años después, vuelven los grises. Ahora en nombre de la democracia. De su democracia a base de porrazos, intoxicaciónes mediáticas y precariedad neoliberal.


Fotos inferiores de David Datzira.

diumenge, 15 de març de 2009

Y llegó domingo



Llegó domingo, y con él, los momentos más divertidos de la semana en el Bar José. El wey se le podría definir como un currela bohemio del sur: tiene una meticulosidad extraodinaria, como se aprecia con las ordenadas cuentas de cada cliente, que incluyen hasta un bolígrafo y un abridor para cada una de ellas. Eso mezclado con el guante amarillo que trae en el brazo y que parece sacado de Terminator, los lingotazos de cava que va chupando cada rato, y los kilos de harina con los que hincha las tapas hasta la saciedad, hacen de éste uno de los lugares más curiosos y agradables de la milenaria ciudad de Barcelona.

diumenge, 8 de març de 2009

Esa es la banda!


Hace sólo un año, un servidor regresó de visita a Barcelona por unas semanas. Pero no se quiso despedirse de México sin algunos ingredientes imprescindibles: unas buenas gorditas empadadas de aceite grasosisísimo, una buena peda para celebrar el cumpleaños de Natxo, una buena banda con quien pistear como los Mostros, y unos buenos movimientos de cadera para convertirnos en los amos de la pista. Resultado: viva México chilango!!!

dissabte, 7 de març de 2009

Lo intenté...

..., pero la vida va tan deprisa que miren que cara se me quedó!!!

dijous, 5 de març de 2009

¿Cúando volveré al paraíso?


En estos días de tanto trabajo, y de tanto ir arriba y abajo,... que si la escuela, que si la chamba, que si el proyecto de investigación, que si las becas, que si las facturas, que si la crisis, que si las crudas, que si el barcelona no juega bien. Regresa, paraíso!

dilluns, 2 de març de 2009

Llegaron las calçotades



Llegó marzo, y con él una de las reuniones gastronómicas (que frecuentemente se convierten también en pedas familiares) más divertidas del año: las calçotades. Esta tradición extiende estos encuentros por toda la geografía catalana; la cosa es sencilla: se trata de comer unas cebollas más o menos largas y mezclarlas con una curiosa salsa exquisita, el romesco. Después, a ritmo de vino, chelas, carne, pan con tomate y musica, la gente se empeda a ritmo de calçot. Se les antojó?